Buscando (y hallando) la línea K/T en Agost (Alicante)

línea K/T en Agost

“Esta publicación participa en el XII Carnaval de Geología alojado por El neutrino“. Si aceptamos (porque como esto es ciencia, y la ciencia a veces se equivoca) que un meteorito provocó la extinción de los dinosaurios, nos gustará ver la principal prueba indirecta de este choque, que es la línea de iridio en el estrato K/T. Si queremos ver en España dicho estrato lo podemos observar principalmente en 3 lugares: en el denominado Flysch de Zumaya (Guipúzcoa), en Caravaca de la Cruz (Murcia) o en Agost (Alicante), lugar donde nos vamos a dirigir, a buscar (y encontrar) la línea K/T en Agost (Alicante).

Recuerdo cuando era un nano que flipaba mirando los libros de dinosaurios y soñaba en encontrar en mis pateos huesos fósiles de esos pedazos bichos que tanto me impresionaban. Pero claro, en aquella época (uno ya tiene una edad), se consideraba que en España no había dinosaurios, y para verlos y/o encontrarlos había que ir a Estados Unidos o a lugares lejanos como China o Malasia. Graso error visto ahora, cuando podemos ver que sólo en la Comunidad Valenciana hay 14 yacimientos importantes donde se han encontrado huesos, huellas o huevos de dinosaurio (prometo que en breve hablaré de los diferentes sitios en un post, para localizarlos y poder ir a verlos), hay museos de paleontología en España de calidad como el Museo de Paleontología de Elche (MUPE), Dinópolis en Teruel o el Museo jurásico de Asturias (por nombrar alguno de los más conocidos), lugares donde podemos ver sus huellas o sus huevos fósiles e incluso podemos ver evidencias de cómo desaparecieron.

línea K/T en Agost
Museo Paleontológico de Elche

 

Y de esto es de lo que vamos a hablar hoy. Pero para hablar de cómo desaparecieron y de que es eso de la línea K/T voy a hacer una pequeña introducción a la geología, a la paleontología y a la astronomía.

Los dinosaurios son vertebrados (lo cual viene muy buen, porque eso significa que tienen huesos que se pueden caer al suelo y fosilizar) que dominaron los ecosistemas terrestres durante 160 millones de años (durante toda la Era Mesozoica, también llamada era de los dinosaurios, ya que es durante esta Era en la que aparecen y desaparecen). No me voy a extender en el tema de los dinosaurios, ya que hay mucho y es un tema que siempre me ha apasionado. Fijémonos en su desaparición. Como decíamos, es a finales de la Era Mesozoica (es decir a finales del Cretácico, hace 65.5 millones de años) cuando los dinosaurios desaparecen. La razón de esta desaparición llevo de cabeza a los científicos hasta que a finales de los años 70 el físico y premio Nobel (en 1968) Walter Álvarez y su hijo geólogo Walter Álvarez observaron que en los estratos arcillosos que marcaban el paso del Cretácico (último periodo del Mesozoico) al Paleógeno (Primer periodo de la Era Terciaria) aparecía una abundancia inusual de iridio en la capa de arcilla de estos estratos (El iridio es uno de los elementos menos abundantes en la corteza terrestre, encontrándose solo una fracción de masa de 0.001 ppm en toda la corteza, pero que abunda en los asteroides). Esta teoría, conocida como la Hipótesis de Álvarez, es la más aceptada para explicar la extinción de los dinosaurios. Según esta, un asteroide de 10 kilómetros de diámetro chocó contra la Tierra hace 65.5 millones de años en la Península del Yucatán, generando un cráter de 170 kilómetros de diámetro y que es todavía detectable en dicha zona, el denominado cráter de Chicxulub. El impacto del asteroide se calcula tendría una equivalencia de aproximadamente 1 millón de bombas atómicas. Los efectos fueron a nivel de todo el globo, produciendo que los sedimentos desplazados a causa del impacto estuvieran en la atmósfera durante más de 1 año, lo que llevo al planeta a un enfriamiento y oscurecimiento originando que los rayos de sol no pudieron penetrar en él. Esto a su vez afectó a la fotosíntesis de la inmensa mayoría de las plantas en el planeta, muriendo y terminando con ellas la vida de muchas especies animales (se calcula que hasta el 70% de las que habitaban el planeta). A su vez, este sedimento se fue acumulando en todo el planeta, llegando en algunos sitios a medir hasta 1 kilómetro de espesor.

Representación del impacto hace 65 millones de años (Fuemte www.nasa.org)_500x375
Representación del impacto hace 65 millones de años (Fuemte: www.nasa.org)

 

Además de esta teoría, existen varias que intentan explicar esta desaparición. Así, en 1964, Glenn L. Jepson, profesor de la asignatura de paleontología de la universidad de Princeton, realizó una enumeración de las múltiples teorías, desde las serías a las jocosas, que existían en aquella época: “Autores de diversa competencia han sugerido que los dinosaurios desaparecieron debido a un deterioro del clima (porque de repente, o lentamente, empezó a hacer frío o mucho calor, excesiva sequía o demasiada humedad), o que fue la dieta alimenticia (demasiada comida o demasiada poca, con falta de sustancias tales como el aceite de helecho; por envenenamiento de las aguas o de las plantas o de los minerales ingeridos ; por la escasez de calcio o de por cualquier otro de los elementos necesarios). Otros escritores echan la culpa a las enfermedades, los parásitos, guerras, desórdenes anatómicos o metabólicos (dislocación de los discos vertebrales, mal función o desequilibrio hormonal o del sistema endocrino, reducción del celebro con su consiguiente secuela de estupidez, el calor, la esterilidad, los efectos de ser animales de sangre caliente en el mesozoico, envejecimiento racial, tendencia evolutiva hacia la súperespecialización senil, cambios en la presión o la composición de la atmósfera, gases venenosos, polvo volcánico, degradación genética debida a los pequeños mamíferos devoradores de huevos, excesiva capacidad asesina de los depredadores, fluctuaciones de las constantes gravitatorias, desarrollo de factores psicóticos con tendencia al suicidio, entropía, radiación cósmica, cambio del eje rotacional de la Tierra con desplazamiento de los polo, inundaciones, desplazamiento de los continentes, extracción lunar de la cuenca del Pacífico, el drenaje de los pantanos y de los lagos, manchas solares, la voluntad de Dios, el surgir de las montañas, ataques de pequeños cazadores verdes desde sus platillos volantes, falta de espacio en el Arca de Noé y “paleoweltschmertz” (esta última define que los dinosaurios murieron de aburrimiento).

Hacer notar que actualmente, en lo que se ha definido por The New York Times como “una de las batalles más virulentas en el mundo de la ciencia” las teorías que  defienden los especialitas son la del choque del asteroide y la de una serie de titánicas erupciones volcánicas que crearon los gigantescos lechos de lava de la zona de Deccan Traps en la India, con el cambio climático asociado a dichas erupciones o una mezcla de las dos (el choque del asteroide actuó como detonante de los volcanes).

línea K/T en Agost
Explicación de la desaparición de los Dinosaurios (Museo jurásico de Asturias) 1

 

línea K/T en Agost
Explicación de la desaparición de los Dinosaurios (Museo jurásico de Asturias) 2

 

línea K/T en Agost
Explicación de la desaparición de los Dinosaurios (Museo jurásico de Asturias) 3

 

Pero volvamos a la teoría que nos interesa en este momento y es la del choque del asteroide. Según esta hipótesis, nosotros podremos encontrar una abundancia inusual de iridio en forma de una línea negra si observamos los estratos arcillosos que marca el paso del Cretácico a la Era Terciaria, en lo que se denomina límite K/T. El nombre proviene de K, abreviatura aplicada al periodo Cretácico (en alemán Kreide) y T, abreviatura normalmente aplicada al periodo Terciario (en alemán Tertiär).

Encontrar esos estratos no es tarea fácil, ya que sobre ellos se ha depositado material geológico de épocas posteriores (que es lo que en geología se denomina principio de superposición de estratos, según el cual “Las capas de sedimento se depositan en una secuencia temporal, en la que las más antiguas se encuentran en posición inferior a las más recientes”). Así, para ver estos estratos debemos ir a aquellos lugares donde afloran a la superficie, gracias a los diferentes movimientos tectónicos producidos durante el tiempo geológico.

Si queremos ver en España dicho estrato lo podemos observar principalmente en 3 lugares:

  • En el denominado Flysch de Zumaya (Guipúzcoa)
línea K/T en Agost
Flysch de Zumaya (Guipúzcoa) (Foto: Juan Carlos Utiel)

 

línea K/T en Agost
Línea K/T en Flysch de Zumaya (Guipúzcoa) (Foto: Juan Carlos Utiel)

 

  • En Caravaca de la Cruz (Murcia)
línea K/T en Agost
Linea K/T en Caravaca de la Cruz (Murcia) (Foto: Juan Carlos Utiel)

 

línea K/T en Agost
Detalle de la linea K/T en Caravaca de la Cruz (Murcia) (Foto: Juan Carlos Utiel)

 

  • en Agost (Alicante), lugar donde nos vamos a dirigir con la siguiente ruta.

A este afloramiento podemos llegar sin problemas con el coche. Para ello, debemos ir a la localidad Alicantina de Agost, famosa por su alfarería (momento perfecto para comprobarlo cuando pasemos por la población).

Una vez llegados a Agost, realizaremos la primera de las rotondas existentes a la entrada de la población, y cuando nos encontremos realizando la segunda de las rotondas, tomaremos la dirección hacia la CV-827.

Señal hacia CV-827_500x375
Señal hacia CV-827

 

Recorriendo esta carretera comarcal hacia su enlace con la A-7, entre el kilómetro 9 y el 8 (desde Agost) encontraremos nuestro objetivo. Una vez pasado el cartel amarillo de kilómetro 9 buscaremos, tras una curva, un pequeño recodo donde podremos dejar el coche. Para localizar este lugar, atención a esta foto.

línea K/T en Agost
Línea K/T. Lugar donde aparcar

 

Si fuéramos más de un coche, a 150 metros de ese lugar hay un espacio un poco más grande donde hay más espacio.

Una vez parado el coche, al otro lado de la carretera donde hemos dejado el vehículo, está el afloramiento. Como primera aproximación, esta foto.

Primera aproximación a la línea KT de Agost_500x375
Primera aproximación a la línea K/T de Agost

 

Nota importante. Recordar que estamos en una carretera comarcal, lo que hace que no haya muchos vehículos que la transiten, pero cruzar por ella lleva un peligro como cualquier carretera asfaltada.

Y si nos vamos acercando, lo que veremos será esto.

línea K/T en Agost
Línea K/T de Agost

 

Y aquí señalamos en rojo, lo que hemos venido a buscar, la línea de iridio, más oscura.

línea K/T en Agost
Línea K/T de Agost señalada

 

Obtener indicacionesExportar como KML para Google Earth/Google MapsAbrir mapa independiente en modo pantalla completaCrear imagen de código QR ​​para ver el mapa independiente en modo pantalla completaExportar como GeoJSONExportar como GeoRSSExportar como ARML para el navegador de realidad aumentada de Wikitude
Línea K/T en Agost (Alicante)

cargando mapa - por favor, espere...

Línea K/T en Agost (Alicante) 38.452009, -0.636606

Más información:

  • Localización de los diferentes afloramientos a nivel mundial del límite K/T en la página de Jan Smit
  • Artículo “The Cretaceous/Paleogene boundary at the Agost section revisited: paleoenvironmental reconstruction and mass extintion pattern” de Eustoquio Molina, Laia Alegret, Ignacio Arenillas y José Antonio Arz  sobre este afloramiento aparecido en revista Journal of Iberiam Geology de 2004
  • Artículo sobre este yacimiento aparecido en el diario ABC:
  • Existe una ruta geológica en Agost, que se puede descargar aquí, junto con otras rutas para hacer en esta población. La ruta geológica intenté hacerla y no pude terminarla porque no está bien señalada, pero en breve la comentaré para todo aquel que desee realizarla.
  • Y aquí artículo “Rocas de Agost confirman que un meteorito acabó con los dinosaurios”  aparecido en el periódico información de fecha 27 de mayo de 2005 con la noticia del yacimiento.

1 Comment on “Buscando (y hallando) la línea K/T en Agost (Alicante)

  1. Magníficamente capturado. No hay nada mas de añadir. Saludos!

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Recibe los nuevos post en tu bandeja de entrada