La abadía de Clonmacnoise (Irlanda), un pasaporte para el cielo (1 de 2)

Parte del Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda)_243x182

En esta ocasión nos vamos de viaje a Irlanda, exactamente al centro de la isla irlandesa a visitar en el condado de Offaly La abadía de Clonmacnoise . Se trata de un monasterio y conjunto monástico paleocristiano situado a orillas del Río Shannon donde podremos ver unas impresionantes ruinas que incluyen una catedral, un castillo, dos torres redondas, numerosas iglesias, dos altas cruces imponentes y una gran colección de losas tumba precristianas.

Un poco de historia

La abadía de Clonmacnoise fue fundada por San Ciarán en 545 d. C. El santo tuvo una visión y buscó durante años el lugar adecuado para el futuro emplazamiento de la abadía. Finalmente, junto con ocho compañeros, halló el lugar y también a Diarmait (o Diarmuid) Mac Cerbaill, quien le ayudó a construir el primer edificio, una pequeña iglesia de madera. Diarmait se convertiría en 565 en el primer Gran Rey de Irlanda cristiano, y el último en seguir el ritual pagano de entronización en la colina de Tara (de la cual hablaremos en otro momento). San Ciarán murió un año después aquejado de fiebre amarilla y sin haber visto cómo se completaba su obra.

La localización de la abadía en Clonmacnoise, cuyo nombre en gaélico irlandés es Cluain Mhic Nóis (“Prado de los Hijos de Nós”) fue acertada, ya que el lugar hace frontera con dos provincias (Meath y Connacht) y se halla en las crestas de grava de los eskers glaciales (sistema de colinas de arena estratificada y grava, de origen glaciar orientadas de este a oeste) que atraviesan los pantanos centrales de Irlanda. Esta posición en los principales cruces del río Shannon (que fluye de norte a sur) hizo que en poco tiempo se convirtiera en un centro importante de la religión, aprendizaje, comercio, artesanía y la política.

La situación fronteriza entre las dos provincias de Meath y Connacht también benefició a la abadía, que consiguieron el patrocinio de reyes poderosos provinciales. Así, Clonmacnoise fue originalmente asociada a Connacht, pero entre los siglos IX a XI se alió con Meath. En los siglos XI y XII, lealtad volvió nuevamente a Connacht. El último rey de Irlanda, Rory O’Connor, fue enterrado en la Catedral de Clonmacnoise en 1198.

La religión era el foco central de Clonmacnoise, pero durante toda su existencia, hasta su abandono siempre hubo una gran población laica, lo que hacía que Clonmacnoise pareciera más una ciudad que un monasterio. Las casas estaban hechas de madera, así como las primeras iglesias, lo que ha hecho que estás construcciones no hayan sobrevivido. Las construcciones que ahora podemos ver son los edificios religiosos construidos a partir del siglo X y una reconstrucción de las casas que existían en el monasterio se pueden ver en el centro de visitantes.

Desde su fundación, como casi todos los asentamientos monásticos existentes en Irlanda, Clonmacnoise fue saqueada en varias ocasiones por los invasores, incluyendo los vikingos y normandos-Anglo. Así, entre el 720 y 1205 fue asaltado 27 veces e incendiado en 12 ocasiones. A partir del siglo XIII  cayó en decadencia, hasta que fue destruida por la guarnición inglesa de Athlone cerca en 1552, quienes se llevo todos los tesoros que poseía, incluyendo libros del monasterio, las vidrieras y las campanas de la iglesia.. Los restos que ahora se pueden visitar fueron declarados en 1877 monumento nacional.

¿Qué ver en Clonmacnoise

Hay que tener en cuenta que a este monasterio se le llama el monasterio de las 7 iglesias, lo que ya nos puede dar una idea de que lo que vamos a ver en el recinto. Pero vamos a empezar:

Nada más llegar, veremos el centro de visitantes y museo (“visitors’ center”), un excelente lugar para conocer la historia del lugar que vamos a visitar, así como ver las cruces las cruces originales que existían en el monasterio y que ahora en su lugar vemos reproducciones exactas y una colección de lápidas precristianas del siglo XII.. Al entrar nos recibe una estatua, “Un peregrino fatigado llega a las puertas de Clonmacnoise”. Se dice que la estatua  que representa Aedh, hijo de Colcon, Jefe de Oriel y  primer peregrino que ir a Clonmacnoise. Se desplomó y murió a su llegada

Un peregrino fatigado. Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda)_500x667

Un peregrino fatigado.Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda)

Sobre las cruces que podemos ver en el museo destacan:

La Cruz de las escrituras, que originalmente se encontraba frente a la Catedral y que es definida como una de las mejores cruces en Irlanda. Realizada en piedra arenisca  y datada en el 900 D.C., la Cruz tienen unos 4m de altura y se divide en paneles que presentan esculpidas escenas bíblicas, así como retratos del Abad y el rey quien erigió la Cruz y la Catedral. Si nos detenemos a ver las diferentes escenas, veremos la representación de un ángel que toca la trompeta para llamar a los justos al Juicio Final (más sobre ángeles trompeteros se puede ver en un anterior post aquí), al demonio tumbado de espaldas y alzando el pie para que se siente San Antonio y a un pajaro dando el beso de la vida a Jesucristo, nimbado con una aureola y echando en la tumba que vigilan dos guerreros tocados con cascos vikingos.

Cruz de las Escrituras, Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda)_500x667
Cruz de las escrituras

 

Cruz del sur, con 3.7 metros de altura, data de principios del siglo IX, presenta decoración abstracta y en el eje de la cruz, una escena de la crucifixión en bajorrelieve.

Cruz del Sur, Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda)_500x667
Cruz del Sur

 

La Cruz del norte, datada sobre 800, sólo sobrevive el eje y la base. El eje está tallado en tres de los cuatro lados con diseños abstractos, entrelazado de humanos y animales.

Cruz del Norte. Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda)_500x667
Cruz del Norte

Las lápidas precristianas exhibidas en el museo son una selección pequeña de colección de las encontradas en Clonmacnoise. Las losas están talladas con diseños célticos y cruces, y la mayoría tienen una inscripción indicando el nombre del difunto. La inscripción generalmente toma la forma “OR DO”, lo que significa “una oración por”.

Lápida Precristiana (1).Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda) _500x667
Lápidas Precristianas

Lápida Precristiana (2).Monasterio de Clonmacnoise (Irlanda) _500x667

Lápidas Precristianas

 

Y despues de ver el museo, nos vamos a ver el resto de la abadía, pero eso ya lo dejamos para el próximo post

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow

Recibe los nuevos post en tu bandeja de entrada